Mi familia no tiene ni idea de a lo que me dedico.

Me imagino que la tuya tampoco tendrá idea, dirá lo típico de: trabaja en internet…

A mi gente le pasa lo mismo, sabe que soy abogado y que estoy siempre con el ordenador y me gano la vida “con internet”.

Cuando alguien se dedica “a internet” no solo su actividad pasa a ser digital, también su patrimonio y eso es un verdadero problema y quebradero de cabeza.

Si mañana te atropella un Cabify… ¿Tu familia sabría qué hacer con tu patrimonio digital? Podría gestionar lo que tu vienes haciendo o todo tu trabajo se irá al garete.

Esto que te voy a decir te va a doler, es una realidad y tienes que aceptarla.

Verás.

Tu familia va a perder todo tu patrimonio digital…

Hoy en día el dinero es digital y no hace falta irse a criptodivisas, mira tu cartera y dime cuánto dinero tangible tienes encima.

Tenemos saldo en Stripe, PayPal, negocios online, una o varias tarjetas con uno o dos bancos (posiblemente digitales), Wallet con Cripto, cuentas de Adsense, dominios…

Todo esto tiene valor, pero si tu familia no tiene ni idea de que eso existe, ¿qué pasa?

  • ¿Qué ocurre si tu dominio principal expira? Que te quedas sin negocio.
  • ¿Qué ocurre si no renuevas tu hosting? Que se va al carajo todo.

Si no estás, nadie va a pagar tus facturas.

De hecho, el banco bloquea las cuentas de las personas fallecidas y con una cuenta bloqueada ya sabes, esto se traduce en devoluciones de recibos.

Y nadie está para arreglar movidas de estas cuando ha sufrido la muerte de un ser querido.

Además, nadie va a ir a buscar a tu familia para decirle “oye que tu marido tenía dinero en fondos indexados” O sabes de su existencia, o lo pierdes, eso es así.

Por suerte, hay solución para este lío, pero antes déjame contarte una historia personal.

Mi padre nos dejó en la segunda ola Covid por una infección pulmonar, dejó tras de sí multitud de tareas por hacer, cosas pendientes que requerían cerrarse.

Era cero informática, todo en PDA como él decía (Papel De Apuntar) en su despacho, muchos expedientes, con anotaciones, pero poco más…

No sabíamos si estaban cerrados temporalmente, cerrados, pendientes de cobro, abiertos… es el típico caso: “El que la lleva la entiende”

Tardamos más de un año en cerrar expedientes suyos y juraría que todavía tengo alguna cosa coleando en mi mesa de despacho.

Nos costó muchísimo saber qué estaba hecho, qué no y en qué fase se encontraba.

Si a eso le sumamos el componente digital, la cosa se complica mucho más (infinitamente más)

Y es que la solución pasa por apuntar el estado de todo y mantenerlo actualizado o bien contar con Albacea digital que custodie todos estos bienes y activos digitales y si mañana te pasa algo pueda trasladar esta información a tu familia.

Yo no guardaré tus bitcoins, pero sí que sabré que los tienes, si te pasa algo tu familia sabrá que existía ese activo y podrá recuperarlo.

Además, de forma continuada (tú eliges cada cuánto tiempo) te iré preguntando si está todo bien y si no contestas a esos emails pondremos en marca el protocolo para comunicarnos con tu familia.

Si cuentas con un testamento digital podrás tener un documento detallado en formato digital con el que tu familia podrá tener toda esa información de tus activos.

Y si no saben qué hacer con ella, nosotros nos encargamos de hacérselo llegar y cumplir con tus deseos.

Es una solución real para un problema que aunque no quieras verlo es real y está a la vuelta de la esquina:

Se te queda en 197 € con un pago único y a partir del siguiente año una cuota de 20 euros al año.

¿Por qué 20 euros al año? Es en concepto de servicios prestados, los servicios jurídicos no se permite que sean gratuitos, si quieres que nos cubra el Seguro de Responsabilidad Civil debemos de establecer una cuota.

Algunas preguntas frecuentes

La fe de vida es un sistema que usamos para saber que estás bien.

Puedes configurar una fe de vida cada semana, cada dos semanas… te llegará un email o una notificación push que debes aceptar y pulsar el botón «Todo Bien»

Si alguna vez no lo haces te volveremos a enviar una notificación, si no contestas a esta última te llamaremos personalmente.

Mediante la fe de vida sabremos que estás bien.

Si no contestas a nuestra llamada, nos pondremos en contacto con los beneficiarios que has indicado para que nos informen sobre tu estado.

El pago de los 20 euros anuales es en concepto de servicios prestados «iguala de honorarios», en los servicios jurídicos no se permite el título gratuito si quieres que nos cubra el seguro de Responsabilidad Civil debemos de establecer una «iguala»

Hemos aplicado sistemas de encriptación en toda la plataforma, base de datos y paneles de administración, también le hemos dado una capa de seguridad extra con restricciones de IPs y protocolo HTTPS.

Hemos tenido mucho cuidado con el sistema que usamos, de forma que siempre mantenemos la puerta lejos de la llave que lo abre.

Nosotros guardamos tu catálogo de bienes, tú guardas la contraseña y la ubicación de la llave nos la darás tú.

Los beneficiarios son las personas que nombras para que se le traslade la información.

Digamos que si no están en esa lista de beneficiarios no podremos darle ninguna información de la que nos has proporcionado.

Sí, el que indica en la lista de precios es el precio que pagarás por el servicio, sin más cargos adicionales más que los 20 euros anuales a partir del siguiente año.