La Muerte Ocurre Mientras Vives


El maldito COVID no solo llenó la despensa de miles de españoles con provisiones innecesarias y con papel higiénico suficiente para empapelar la muralla china. asi nadie quiere pensar en la muerte. Es algo que le pasa al compañero de la escuela que no veías hace siglos, al vecino del quinto o a la cajera del supermercado, pero a ti… nunca, jamás, imposible.
Ya, claro. El cementerio está lleno de incrédulos despistados.
Eso sí. En sus lápidas solo falta poner: partieron al otro barrio en paz, pero dejaron un gran marrón a su familia.

Eso sí. En sus lápidas solo falta poner: partieron al otro barrio en paz, pero dejaron un gran marrón a su familia.
Porque el problema no está en que te mueras (repito, vas a morir), sino en la granada activada que dejas a tu familia que no tiene ni idea de cómo acceder a tus negocios y bienes digitales ni al dinero que has generado con tu trabajo online.
Es más, no es necesario que mueras. Con que te quedes para echar azúcar a las tortas, es suficiente.

Más de 50 años dedicado en cuerpo y alma al derecho de sucesiones, y se fue sin hacer testamento. Ni una pequeña nota con instrucciones para gestionar todos los asuntos que dejó pendientes.

Más de 50 años dedicado en cuerpo y alma al derecho de sucesiones, y se fue sin hacer testamento. Ni una pequeña nota con instrucciones para gestionar todos los asuntos que dejó pendientes.

Encontré deudas a su favor, sociedades compartidas, casos sin resolver, clientes a la espera de notificaciones y una montaña de hojas por leer. Tal vez algo se me escapó, algo que él solo sabía y que se llevó a la tumba. Nunca lo sabré.

Pero lo que viví (y sobre todo sufrí) me hizo plantearme muchas cosas. Dejé mi profesión anterior como asesor fiscal y decidí especializarme (como mi padre) en derecho de sucesiones y herencias.

Dentro de mí nació la necesidad de que otras familias no pasaran el mismo calvario por el que pasó la mía, de facilitarles todo el proceso legal complejo que supone liquidar una herencia y que solo añade dolor a un duelo de por sí difícil de sostener.

Más de 50 años dedicado en cuerpo y alma al derecho de sucesiones, y se fue sin hacer testamento. Ni una pequeña nota con instrucciones para gestionar todos los asuntos que dejó pendientes.

Por suerte, mi padre no era digital. Lo más digital que tenía era su móvil. Incluso llamaba PDA (Papel De Apuntar) a una libreta que siempre tenía en su bolsillo.

A la semana de fallecer, no sé dónde encontré fuerzas para ir a su despacho y poner orden a tanto expediente. Organizar papeles y carpetas mientras el dolor me agarraba por dentro, no fue tarea fácil.

Un equipo legal que no te salvará de la muerte, pero si de marrones hereditarios

Ángel
Seisdedos


Su psicólogo le dijo que tenía un problema con la autoridad, por eso se hizo autónomo y cuelga los cuadros en su casa cuando quiere (desconocemos la versión de su mujer). Por el día, prepara expedientes de herencias como churros y por la madrugada, apiretal con precisión milimétrica para sus dos hijos.

Sara
Jiménez


Además de experta en Familia y Sucesiones por el Código Civil Catalán, es especialista en levantar más de 120 kilos en peso muerto (a pesar de sus escasos 1,60 m). Por eso, le dan los expedientes legales más pesados. Su segunda afición es devorar todo lo que se incluye en el concepto “comida”.

Lucía
Gálvez


Cuando hay que tratar con la odiosa Administración, ella es la elegida. Conoce nombres, gustos y hasta las mascotas de la mayoría de los funcionarios. Finiquita expedientes con solo descolgar un teléfono. La adoran tanto como nosotros las croquetas de su madre.

Cristina
Cubiles


Con la misma rapidez y soltura que Hacienda pasa los trimestrales, Cristina se mueve entre el Derecho Administrativo, Penal y Civil. Le pierden los asuntos legales complejos y retorcidos tanto como los postres (la torrija es su preferida).

Sara
Madurga


Experta en Familia y Derecho Sucesorio Aragonés, iba para jueza pero se dio cuenta de que dar con el mazo no era lo suyo. No se le resiste ningún conflicto legal y defiende con uñas y dientes sus casos como una leona sus cachorros.

Raúl
Castro


Ni es el hermano del comandante ni fuma puros (aunque le quedaría de lujo). El Derecho Penal es lo suyo, hasta el punto que hay que comprarle un código todos los años por desgaste. Tiene un gato sin pelo porque todo se lo ha quedado él.

Cristina
Cerván


Experta en Familia y Derecho Sucesorio Aragonés, iba para jueza pero se dio cuenta de que dar con el mazo no era lo suyo. No se le resiste ningún conflicto legal y defiende con uñas y dientes sus casos como una leona sus cachorros.

Ahora puedes probar gratis Leggado.Digital durante 14 días, sin compromiso y sin datos bancarios